Trucos fotografía gastronómica



Nadie luce en la vida real de la misma forma como lo hace en la publicidad, ni siquiera las modelos que parecen perfectas. Esto no solo aplica para las personas sino además para la comida que también tiene sus estilistas.

Las frutas y verduras

Se rocían con desodorante para que brillen, en el caso de las verduras se puede agregar gotas de aceite de maravilla.
Las frutas en la publicidad deben brillar y resulta que para hacerlo no necesitas productos especiales. Un desodorante sencillo tipo spray. Además de sus funciones principales, también les puede proporcionar el brillo necesario a las fresas, uvas, manzanas y muchas otras frutas. Algunas estilistas de comida usan para los mismos propósitos laca para el cabello.

Hotcakes

Como resultado, obtenemos un platillo asqueroso pero luce muy convincente. El jarabe natural se absorbe rápidamente en los hotcakes, por eso lo sustituyen por aceite automotriz para que el fotógrafo tenga tiempo de hacer las fotos necesarias. Además, existe otro truco: los hotcakes se cubren con un spray repelente al agua para calzado o telas. Forma una capa protectora para que ningún jarabe se absorba.

Hamburguesas

La carne en las hamburguesas de publicidad es casi cruda, se fríe solo por unos cuantos segundos para que no pierda jugo y siga pareciendo grande. Para una mayor credibilidad, se pinta con crema para calzado, y para crear rayas que imiten los rastros de la parrilla, a la superficie de la carne se le ponen brochetas metálicas calientes para dejar marcas. Y estos no son todos los trucos que se hacen con las hamburguesas.

Mariscos

La superficie de los mariscos se seca rápidamente, lo cual no les gusta a los fotógrafos. Para que los camarones y otros frutos del mar luzcan frescos y jugosos tanto tiempo como se pueda, se les pone una mezcla de agua y glicerina.

Noodles

Los pastas chinas o noodles se preparan muy rápidamente y con la misma velocidad se secan y pierden su aspecto apetitoso. Para que esto no suceda, se le vierte encima el jarabe de glucosa que se usa, por lo general, para preparar postres.

Pasteles

Para que los bizcochos mantengan mejor el volumen y no se impregnen de crema, se les pone cartón entre las capas y se juntan con mondadientes. Estos trucos también se usan en la publicidad de sándwiches y hamburguesas.

Bebidas y cervezas

Al fotografiar bebidas como leche, café y cerveza, los expertos les agregan jabón líquido o alguna otra solución para lavar platos. Crea una espuma resistente que luce natural y hace que las bebidas se vean más apetitosas. otro truco puede ser crema de afeitar.

Helado

Debido a la iluminación en el estudio, el helado verdadero pierde su forma rápidamente y se derrite. Por lo tanto, lo sustituyen por puré de patatas pintado o una pasta de almidón, polvo de azúcar, jarabe de maíz, aceite y otros componentes. Todo eso no es nada apetitoso pero luce tal cual un helado y, además, no se derrite.

Crema

La crema para afeitar mantiene mejor la forma y, a diferencia de la nata batida, no se derrite. Esto le facilita mucho la tarea al fotógrafo. El único detalle que tendrá que cuidar es que ninguno de los modelos se coma el “postre” por error.

Hielo

Al igual que el helado, el hielo se derrite fácilmente con la abundancia de luces en el estudio. Los cubitos de plástico, por cierto, también se pueden congelar, y son perfectos para la publicidad de las bebidas refrescantes.

Leche

En la leche auténtica, el cereal se ablanda rápidamente y se baja al fondo del plato. Si sustituyes la leche por pegamento blanco, el cereal queda en la superficie y no pierde su aspecto inicial mientras le toman fotos.

Bebidas

Las burbujas de dióxido de carbono en los refrescos desaparecen bastante rápido. Pero se pueden volver a crear si le agregas a la bebida una pastilla antiácida que se toma para las agruras. Esto provoca una reacción química de neutralización y las burbujas aparecen nuevamente, justo lo que necesita el fotógrafo. Otro truco para darle la sensación de frío es rociar con una laca para zapatos impermeables.

Pollo

En realidad, el pollo asado no se cocina como se debe. Al igual que la carne de la comida rápida, se somete al procesamiento térmico mínimo y se pinta, y para crear un volumen adicional, el pollo se rellena con toallas de papel y se cose.

Salsas

Cuanto más espesa sea la salsa, mejor es para el fotógrafo. Por lo tanto, en las salsas se agrega cera derretida de colores diferentes que les da la consistencia perfecta.

Vapor

La comida que emite un vapor tan apetitoso como si estuviera recién preparada, lo más probable es que ni siquiera esté caliente. Existen varios trucos (aparte de Photoshop) que los fotógrafos usan para crear esta ilusión:

  • La plancha de vapor que pasan por encima de la comida para hacer que emita vapor.
  • Las bolitas de aldogón: se remojan en agua y se ponen en el microondas, luego se ponen adentro del platillo o detrás de él. El algodón caliente emitirá vapor durante varios minutos, tiempo suficiente para que el fotógrafo logre hacer su trabajo.
  • Un dispositivo especial para imitar el vapor que lo produce en la cantidad necesaria.