Inicio | Blog

El Funnel de conversión y sus etapas

Viernes 4 de Septiembre, 2020


Un embudo de conversión es un término que se usa para describir las diferentes etapas del viaje de un comprador que conducen a una compra. La metáfora del embudo ilustra la disminución gradual de la cantidad de clientes potenciales a medida que son guiados por la ruta de conversión.

Aunque el modelo de su embudo de conversión dependerá en gran medida del tipo de negocio que esté ejecutando, generalmente se divide en 4 niveles: “conocimiento”, “interés”, “deseo” y “acción”. El propósito de crear un embudo de conversión es que más personas pasen por cada etapa y, finalmente, completen el último paso o realicen la acción deseada. Aunque cada etapa del embudo tiene su propio propósito, como atraer nuevos visitantes o generar interés en sus productos, el único objetivo general es llevarlos a la etapa de conversión final.

Atracción

Representa todos los usuarios que llegan a tu sitio web mediante tráfico dirigido a con publicidad, redes sociales, campañas de marketing de contenido y búsqueda orgánicas.

Interés

Son todos los usuarios que generan algún tipo de contacto en tu sitio web y se conocen como leads o prospectos. Representan a los usuarios que están interesados en tu contenido.

Deseo

El objetivo de este paso es generar confianza, deseo y ayudar a sus prospectos a aprender más sobre tu marca y productos. Los usuarios que llegan a esta etapa se consideran clientes potenciales.

Acción

Es la etapa final del funnel y cuyo objetivo es persuadir a sus clientes potenciales para que se conviertan y realicen una compra.